El hombre de barba larga.

Día a día, centímetro a centímetro, su barba crecía.

Nadie nada le decía, pero un vago parecía.

En silencio, pedía ayuda a gritos.

¿Se está dejando la barba o se está dejando?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no podemos esperar q otros nos salven!no te parece???si uno quiere sale y sino por más ayuda q tenga no va a salir!!!pame c

Ce dijo...

La baraba es una buena señal de lo que pasa por la cabeza de los hombres con respecto al nivel de alcance de objetivos y metas, tanto profecional, como sentimentalmente...