Adiós.

"En realidad lo que pasó, fue que iba caminando hacia el restaurante a la salida del laburo al mediodía, y de repente me colgué viendo a mi sombra. En chiste me frené mirándola fijo.

¿Podés creer que la sombra siguió caminando?

Ahí es cuando la empecé a seguir, corría sin poder alcanzarla, no podía perderla de vista.

Después de unas tres cuadras, y a unos metros de distancia, ella fue la que paró antes de entrar a un oscuro callejón. Yo también me detuve.

Pasaron unos segundos y me saludo lentamente con su mano. De su cara cayeron sombras de gotas.

Yo también la saludé. Yo también lloré."

4 comentarios:

Anónimo dijo...

mi cieli!!!vamos mejorando cada vez más!!!me gusto mucho que estuviese en primera persona, le da otro toque!!!y también me parecio grato el contacto con el lector!!!ojo nuevamente con lo obvio!!!.
cuidate.
pame c.
pd: charlie que pasa???te voy ganando el puesto!!!jeje

Charlie! dijo...

Muy buen recurso, un regalo increíble de la naturaleza para inspirarnos la mente. A la vez las sombras no han sido explotadas como realmente se lo merecen.
Le dieron a este relato un aire de thriller muy bueno.

Pd: pame c. sería muy bueno que guardes algún comentario para poner en...

www.cncpublicidad.blogspot.com

Anónimo dijo...

cieliiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!!que tristeza entrar y no encontrar nada nuevo!!!espero material nuevo pronto!!!
besos!!!
cuidate!!!
pame c.
pd: muchos signos de aclamación!!!!!!!!!!!!!
pd1:charlie: hasta que me invitaste!!!!!jejeje
pd2: pásala lindo, vos también charlie

Franco dijo...

Muy bueno taigueer.. cuando empece leyendo pensé que la sombra se movia por el paso del tiempo y el movimiento del sol.crei que el pibe se habia colgado 6 horas... Pero bueno realmente muy triste, una sombra en la oscuridad es una sombra en la oscuridad, decime si no es triste, encima de sombra..