Cambiamos al ritmo del mundo.

Con una sonrisa que le rodeaba la cabeza iba jugando al balero.

Después sacó un Yo-Yo y un Tiki Taka y se puso a agitarlos al compás.

Feliz.

Hasta que lo encandiló una luz y lo dejó con las manos quietas por mirar esa Nintendo DS doble pantalla touch con wifi modelo 2008 con la que jugaba el nenito de al lado.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajjajajaj
q buena estaaaaa!
Mostrooo la web ya llego a chile, esta en manos d grandes talentos, exitos



D

Martina Gaido dijo...

Sos internacional Fe... Otros éxitos.
Abrazos.

Charlie! dijo...

Estoy en total acuerdo con la evolución del planeta, ya que no solo viene de la mano de lo tecnológico, también hay una evolución mental.
Creo que toda evolución es positiva y así como nosotros no dejaríamos de andar en nuestros autos Peugeot para volver al caballo, los niños porque tendrían que cambiar sus Nintendos o Play Station por un balero que no tiene onda...

A modo de reflección...

¿Cuánto más se puede valorarla vida cuando tenemos la oportunidad de volver a la esencia?

cyn! dijo...

y nunca falta el "yo puedo ser feliz con tan poco..." MENTIRA!!!
MIETRAS MAS HAY MAS QUEREMOS!!
CAPRICHOSOS!!

Anónimo dijo...

Hola niño: Asi hubiese sido una pelota igual se hubiere quedado petrificado!Es nuestra natualeza, nunca nos conformamos con lo que tenemos, siempre queremos un poco más incluido lo del otro!
Beso.
pame c.