Reprobé.

Fui al centro comercial a cambiar una remera que me regalaron porque no me gustaba el color.

Una vez que realicé el cambio por un pantalón del mismo valor, me dí cuenta que la chica que me atendió, me había metido en la bolsa del local el pantalón y la remera que cambié.

Rápidamente le devolví la remera argumentándole que se había equivocado.

Me recompensó con un "gracias".

Dios me había probado.

Mientras caminaba de regreso a casa, planteándome si me tendría que haber quedado con la remera, mis ojos apuntaron hacia una billetera azul que estaba tirada en el piso.

Luego de que mi corazón latiera más rápido, la recogí y miré rápidamente hacia su interior.

Habían documentos y un sobre con dinero adjuntado a una boleta de una casa hipotecada por $22.000.

Dios me probó de nuevo.

6 comentarios:

pame dijo...

Niño: Mmm...gusto la historia, cuantas veces nos ponen a prueba y cuantas, más son las que desaprobamos!
Pero que paso, reprobaste o reprobaste???
Lo hiciste bien unba vez más, para ver tu reintegro?
o...pudo más el gen argentino???
Jejeje!!!
Beso!
Pam C.

bookCreativoNiko dijo...

sabes?
me paso, esa situacion me paso, distintas dimensiones, distintas sensaciones pero me paso, distintas percepciones, deacuerdo, pero tube que decidir en una situacion en donde la verdadera persona tiene la prueva de fuego haber si eres verdadero.. haber para ti mismo..

bien. actue. y. actuar sin ningun miedo a un dios castigador. ja
saludos

Bella dijo...

Hey!

Thanks for the comment in my blog :)
Nice writing!
Are you working in Argentina?
Do you have a portfolio online?
Sorry for the english. Can understand Spanish, but can't write it ;P

besos!

Bella dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
T o r o n j a _ dijo...

Grax por pasarte, me apunto también a seguir este blog, las historias cortas van conmigo :D
Yo soy estudiante de publicidad e intento de creativa publicitaria ahaha, un gusto!

Anónimo dijo...

Supongo que volviste al negocio de ropa con las 22 lucas y te compraste muchas remeras de variados colores de tu agrado, lo supongo porque leyendo tus historias veo que le das mucha importancia a las remeras