Manuel ve el grano después de ver el Sol.

Lavándose la cara con agua fría para despertarse, miró por la ventana y lo encandiló el Sol.

Volvió su rostro hacia el frente y se reflejó en un espejo enmarcado en bronce.

Se dijo así mismo que iba a crear una bandera que representara a su país.

Pero antes que nada, iba a esplotar la espinilla que descubrió en su cara.

2 comentarios:

pame dijo...

Pibe!!!Me gusto!!!Para verle la vuelta no es recomendable leerlo muy tarde!!!jeje...
Beso!
Se cuida!
Gracias!
Pam.C

bookCreativoNiko dijo...

hehehe claro que si,
Antes de pretender hacer historia el primer paso es preocuparce se uno mismo. No es vanidad es responsabilidad, despues algo de ego, pero de ese ego que nos levanta de la cama antes de que suene la alarma del reloj.

Saludos fede hemos estado desaparedidos, pero yo creo que para bien.
Me gustan los cuentos que escribes, porque se nota la espontaneidad, se nota que escribas de corrido no usas la goma de borrar jeje.

perdona si hay faltas de ortografia, que no te espanten jaja.

nos veremos friend