ZZZ - N.

Llovía mientras caía el Sol.

Corría con todas sus fuerzas llevando entre sus brazos la pelota de fútbol que tanto amaba. Había saltado el gran alambrado del vecino que terminaba en lo más alto con filudas puntas en forma de cuchillas.

Lo perseguían tres perros Doberman furiosos y hambrientos que se soltaron de rabia de sus cadenas.

De sus resvaladisas manos se deslizó el balón cayéndose al pasto mojado.

¿Volvió o no volvió?

Volvió. Y perdió mucha ventaja.

Cuando comenzó a escalar de regreso, un desesperado tarazconazo le arrancó parte de una pierna que chorreaba en sangre caliente.

Se despertó transpirado de una de sus peores pesadillas.

Pero de todo el cuerpo, solo le sudaba un pie.

5 comentarios:

Charlie! dijo...

Fede querido antes que nada quiero hacerte saber que me pareces un tipo con aptitud y sobre todo actitud para la publicidad. Como amante de la redacción que soy insisto en que una historia bien narrada que nos convensa ante a todo a nosotros mismos puede convecer a cualquiera de cualquier cosa y vos siempre vas por ese camino.

Un abrazo grande y no dejes de apoyar nuestra campaña "Contra la Creatividad 0" en:

www.cncpublicidad.blogspot.com

DxA dijo...

debo decir que me recordó mucho al comic que estoy leyendo the sandman!
tiene ese toque onirico, real fantastico que te hace explotar la cabeza, esta bueno!!!
realmente buen relato, sorry por no haber pasado antes pero como te dije no tenia link!
see ya!!
cuidate y estamos bloggeando!

Pimpo dijo...

Sublime primo.
De ahora en más voy a tener cuidado con los doberman jaja.

Un abrazo querido

Anónimo dijo...

realmente se desperto o solo recordo???espero q estes bien!!!
bien redactado pero ojo q hay cosas q no son tan claras!!!
beso
pame c

Anónimo dijo...

hay federico dios mio!
es buenisimo o o
t mando un saludo. sigo e?
titi