¡Corten!

Por esa vereda que brillaba como la alfombra roja de una pasarela top de Hollywood, caminaba ese joven rubio musculoso ojos celestes.

Al compás de sus lentos pasos se sumaban más y más miradas femeninas.

Esas mujeres bellísimas que estaban sentadas tomándose un trago fresco en aquel bar londinense, adoraban al hombre de camisa desprendida y boca perfecta.

Caminaba como en cámara lenta mientras el viento le corría suavemente su sedoso cabello hasta que le cayó una caca de paloma en uno de sus pómulos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ajjaaj pobre tipo. Hay cosas se la naturaleza que ni el más cool puede controlar.

Saludos de la Pancha de Chile

bookCreativoNiko dijo...

estaba todo algo cliche
y derrepente algo inpredesible
desencanta las pasiones jaja

buena fede saludos

Charlie! dijo...

En este cuento se plantea una incógnita que es casi casi como la pregunta del misterio mismo de la vida... todos sabemos que en mayor o menos medida todas las mujeres (las londinenses, las parisinas o las lasherinas) son interesadas, el físico de los hombres pertenece a esos intereses.

La pregunta es:
¿puede una caca de pájaro acabar con el interes de una mujer hacia un hombre? y si esto es así...
¿un auto cero km puede limpiar la imágen de un hombre?

Fede sos un amigazo, y como todos tus amigos son mis amigos, los invito a todos mis amigos a visitar este blog

www.cncpublicidad.blogspot.com

Anónimo dijo...

pibe!!!que buena onda,je!!!no nos hagas tan superficial!!!je.
podrias haber usado en tu personaje un hombre!!!mmm, pero en ese caso no habria problema, total lo que menos ven es la cara,jeje.
y charly: 1)puede acabar con el interes xq se pasa a la gracia.
2)depende del auto!!!jeje
beso. pame c

Wally dijo...

jeje muy bien Fede.
nada puede con la naturaleza.
abrazos amigo.